El pasado viernes 9 de febrero comenzó la 23ª edición de los Juegos Olímpicos de invierno con la ceremonia de apertura celebrada en el Estadio Olímpico de Pyeongchang, localidad que ejerce este año como sede. Está ubicado en Corea del Sur, lo que hace que sea la segunda vez que este país acoge la celebración de unos Juegos desde que hace 30 años ya lo hiciera con los Juegos de Verano de 1988 en Seúl.

Pyeongchang se presentó con una candidatura que llevaba como lema “nuevos horizontes”, una frase con la que transmitir la convicción de que hay que ampliar la popularidad de los deportes de invierno y que su alcance sea más general, llegando a más partes del mundo en las que estos juegos pasaban desapercibidos. La idea encajó con la misión del Comité Olímpico y Pyeongchang terminó superando a ciudades como Múnich que partían como favoritas.

La celebración de los Juegos Olímpicos de invierno dura del 9 al 23 de febrero. Durante estos 17 días, los Juegos suponen para la sociedad mucho más que triunfos o derrotas. Estas son algunas de las cifras que esconden.

700 metros sobre el nivel del mar se encuentra Pyeongchang.

El 84% de su territorio está compuesto por montañas.

43.700 es la población que vive en este condado de Corea del Sur. Se trata de la sede más pequeña en acoger los Juegos desde que en 1944 se celebrasen en Lillehammer, Noruega.

1463 km² es la superficie total de Pyeongchang.

14 es el número de horas de diferencia que tiene la ciudad con respecto a la zona horaria del este de EE. UU.

3 son las veces que Pyeongchang ha presentado la candidatura para ser anfitriona de los Juegos Olímpicos de invierno.

2900 son los atletas de 92 países que participarán en esta edición.

13 deportistas españoles participan en los Juegos.

102 son las medallas de oro que se entregarán.

Existen 2 zonas principales de competición, separadas 37 km la una de la otra.

$ 12.9 mil millones es el coste estimado de la 23ª edición de los Juegos Olímpicos de Invierno.